Good Sam “Sam el bueno”

0
2719
good-sam

Good Sam “Sam el bueno” sigue a la reportera Kate Bradley mientras investiga a un supuesto samaritano que deja US$100,000 en puertas al azar en la ciudad de Nueva York.

El film gira en torno al personaje de Kate Bradley (Tiya Sircar), una periodista obsesionada con su trabajo, que toma riesgos extremos y que tiene a su jefe a punto de un ataque al corazón, este le asigna la increíble historia de un buen samaritano que está regalando dinero.

Otra película de Netflix que comienza de manera prometedora con una serie de situaciones inverosímiles, la directora no se decide por ser una comedia o una película romántica.

Dirigida por la directora novata Kate Melville y protagonizada por Tiya Sircar, Chad Connell y Marco Grazzini.

No vemos ningún tipo de trama o dificultades para conocer la identidad de Good Sam, Bradley va siguiendo las pistas de forma fácil y convenientes, una cosa lleva a la otra y el misterio se soluciona rápidamente y los cabos sueltos se atan de forma relativamente sencilla.

La trama no tiene giros o sorpresas, los clichés son tan predecibles que llegan a aburrir al espectador. El buen samaritano resultó ser el bombero Eric Hayes (Chad Connell) que eventualmente se enamora de Bradley.

Si bien tenía una motivación personal por sus buenas acciones, no esperaba nada a cambio de ninguno de los destinatarios de su amabilidad, algo totalmente inverosímil y no hace mucho para que los espectadores se sientan «bien».

Good Sam “Sam el bueno” termina en un cliffhanger, pero una vez más, no nos da curiosidad por saber quién podría ser el próximo buen samaritano. El romance que se desarrolló entre Bradley y Eric Hayes tampoco me provocó ninguna emoción, los actores no tiene química y eso se evidencia a través del film.

Para colmo la película toca lo de siempre —el político corrupto y otros en la sala de redacción— Jack Hansen (Chad Connell) un aspirante a congresista que desea tomar ventaja para lanzar su carrera política con la figura del buen samaritano, convirtiéndose en el villano del film.

En conclusión, Good Sam “Sam el bueno” es una película B, otro fracaso de Netflix, yo creía que esta productora comenzaba a dar los pasos correctos en sus films, pero al parecer estaba equivocado.

Solo verla un martes en la noche, sin nada que hacer.

that’s all folks!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here