A Clockwork Orange “La naranja mecánica”

0
5905
A-Clockwork-Orange

A Clockwork Orange “La naranja mecánica” es una adaptación de la novela homónima del 1962, escrita por Anthony Burgess, filmada en Inglaterra y dirigida por el genio del séptimo arte Stanley Kubrick.

El film trata la historia de Alex (Malcolm McDowell) un delincuente muy agresivo que tiene dos pasiones: la violencia y la música, es el jefe de la banda de los Drugos, los cuales toman su placer de los instintos más salvajes del ser humana, tales como:  violaciones, asesinatos, robos, etc.

Cuando Alex es traicionado por sus compañeros después de cometer un asesinato, es encarcelado y este accederá a someterse a un nuevo tratamiento psicológico de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial.

A Clockwork Orange «La naranja mecánica» es para mí la obra maestra de Stanley Kubrick aunque para muchos sean: 2001: A Space Odyssey o The Shining, pero es en A Clockwork Orange cuando este director nos muestra el cine en su mayor esplendor, mostrando la naturaleza humana al desnudo, sin censuras y analiza los horrores de lo que sería una sociedad sin restricciones morales o regulaciones.

Este es un film incomodo e inquietante, que emplea la vulgaridad de forma brutal, mezclándola con la comedia sofisticada para presentar el argumento del libre albedrío del hombre, incluso para hacer el mal.

Kubrick regresa del espacio exterior para traernos una hermosa locura, presentándonos una sociedad disfuncional, con un grupo de jóvenes que no tienen moral y que no están dispuestos a rendirle cuentas a nadie.

En A Clockwork Orange “La naranja mecánica” veremos al ministro Anthony Sharp junto al psicólogo Carl Duering, los cuales le proponen a Alex “El tratamiento” con el cual Alex se volvería física y mentalmente impedido de realizar una mala acción o al pecado, ya que esto le provocaría nauseas y malestares físicos, con este tratamiento las autoridades pretendían limpiar las prisiones de los delincuentes con el fin de dejar espacios para prisioneros políticos.

El último tercio de la película describe los efectos del tratamiento. Alex es rechazado por sus padres, otros vagabundos lo golpean y dos de sus viejos amigos ahora son policías.

Que puedo decir de la música: sublime, escucharemos a varios extractos musicales clásicos, especialmente la Sinfonía No. 9 de Beethoven. Para la música final, Kubrick emplea nuevamente un elemento de nostalgia, el final de «Doctor Strangelove» Well meet again de Vera Lynn uff que música.

Aaaa pero no puedo olvidar una de las escenas del violación más violentas del cine, cuando Alex viola a una mujer y hace que el anciano vea todo y le dice Viddy well, Viddy well mientras canta la famosa canción de Gene Kelly “Singin’ in the Rain

Pero el año que se estrenó esta película 71′, la sociedad no estaba preparada para ella y acusaron a Kubrick de incentivar la criminalidad y la promiscuidad, en vez de celebrar el genio de este director que tuvo la osadía de crear una obra maestra, adelantada a su época que nos muestra que en el fondo el libre albedrío es mucho más que escoger el bien y el mal.

A Clockwork Orange “La naranja mecánica” nos reta ha hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿qué pasaría si se intentase usar este tipo de tecnología en los seres humanos, funcionaria?
  • ¿Podría manipularse el subconsciente de un psicópata hasta el punto de hacerle odiar el mal?
  • ¿Estaríamos jugando a ser Dios al manipular el libre albedrío?
  • ¿Debemos respetar el libre albedrío, aun para hacer el mal?

En conclusión, A Clockwork Orange “La naranja mecánica” es una obra maestra, que nos confirma que el cine es arte, que nos despierta nuestras emociones, que nos hace llorar, reír y reflexionar, no solo es entretenimiento, en la cual se conjugan de forma perfecta la música, las imágenes y la actuación.

that’s all folks!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here